miércoles, 13 de marzo de 2013

Poemas en escalera:



VI

Hay escaleras
en      espiral,
de  madera,   de  mármol,   rotas,
sucias, limpias, de altos peldaños,
anchas,  estrechas,  fabricadas de deseos,
por las que uno puede subir, bajar, tirarse
o llamar al vecino.   La mía  es una escalera  pobre
y sencilla, producto de un albañil que es aficionado.



2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Sugerente serie, desde hoy no vuelvo a coger el ascensor.
Abrazos

Pablo J. Lopez Hernandez dijo...

Yo he construido bastantes escaleras pero las tuyas son, sin duda, las mejores. Saludos